martes, 29 de octubre de 2013

El abaco de Regnier

La planificación estratégica por escenarios
La prospectiva, con sus tendencias y riesgos de cambios bruscos, revolucionael presente e interpela la estrategia. Por su parte la estrategia se pregunta cuáles sonlas posibles decisiones y los riesgos de irreversibilidad
24
. Sin embargo, los enfoques ylas herramientas casi siempre permanecen separados.La prospectiva estratégica parte, para poner la previsión al servicio de laacción, de las fuertes sinergias potenciales que existen entre prospectiva y estrategia.La síntesis esperada se presenta en forma de enfoque integral de planificaciónestratégica por escenarios. Su objetivo es proponer orientaciones estratégicas yacciones basadas en las competencias de la organización en función de los escenariosde evolución de su entorno.

¿Qué es un escenario?
No existe un enfoque único en materia de escenarios; en los Estados Unidos,Herman Kahn y Hasan Ozbekhan, cada uno por su parte, los introdujo en laprospectiva, en Francia fue la Datar (Datar, 1975). Kahn fue uno de los primeros enelaborar y utilizar escenarios, primeramente en la RAND Corporation, posteriormenteen el Instituto Hudson. Para Kahn y Wiener (1968), un escenario es una "seriehipotética de eventos construidos con vistas a sacar a la luz secuencias causales ynudos de decisión”.Un escenario es un conjunto formado por la descripción de una situaciónfutura y por la serie de hechos que permiten pasar de la situación original a lasituación futura.La palabra “escenario” se utiliza excesivamente para calificar cualquier tipode juego de hipótesis. Ahora bien, para que se pueda constituir un escenario, esashipótesis deben reunir cinco condiciones simultáneamente: pertinencia, coherencia,verosimilitud, importancia y transparencia.Se deben distinguir dos grandes tipos de escenarios: los exploratorios, queparten de tendencias anteriores y presentes y conducen a futuros verosímiles; losanticipatorios o normativos, construidos a partir de imágenes alternativas del futuro,deseadas o temidas, y diseñados de forma ‘retroproyectiva’.Estos escenarios exploratorios o anticipatorios, dependiendo de si toman encuenta las evoluciones más probables o las más extremas, pueden además sertendenciales o contrastados, respectivamente.Hoy en día, el método de escenarios que hemos desarrollado en la SEMAdesde 1974 y después en el CNAM y el método SRI (por el nombre de la oficinaestadounidense de asesoría) son los más utilizados. No hay diferencias entre cada unade las etapas de estos dos métodos
El Ábaco de Regnier


El objetivo 
“El Ábaco de Regnier, es un método original de consulta a expertos, concebido por el Doctor François Régnier, con el fin de interrogar a los expertos y tratar sus respuestas en tiempo real o por vía postal a partir de una escala de colores. Como todos los métodos de expertos, está destinado a reducir la incertidumbre, confrontar el punto de vista de un grupo con el de otros grupos y a la vez, tomar conciencia de la mayor o menor variedad de opiniones”[1].

Utilización 
El ábaco de François Regnier es una técnica utilizada para el registro y consideración de las percepciones de todos los integrantes de un grupo de análisis. Este método contribuye a crear un espacio de opinión que permite medir las opiniones de un grupo en relación a un tema o acontecimiento dado.[2]
El ábaco de Regnier brinda una gama de opciones de respuesta para cada tema o variable. De esta manera se evita las limitantes que suponen las respuestas de sí o no. Estas respuestas limitan las posibilidades de consideración de los matices o perspectivas con las que se debe considerar un tema o acontecimiento.
Este método permite estimar el comportamiento de un grupo de factores y determinar la intensidad de un problema presente.
Fases 
 Fase 1: recoger la opinión de los expertos
 En un inicio es conveniente “definir lo más preciso posible la problemática a estudiar. Esta problemática será abordada con cuidado y descomponiendo en elementos (o ítems). Estos ítems serán las afirmaciones, extendiéndose el campo de discusión, sobre la evolución del pasado y/o sobre la visión de futuro”[3]. En esta fase cada experto participa en cada afirmación utilizando la escala coloreada puesta a su disposición.
 Fase 2: tratamiento de los datos
 Esta fase es la del tratamiento de “las respuestas coloreadas en forma de matriz, donde se representa: en filas los ítems que definen el problema y en columnas los expertos que participan en el estudio”[4]. Esta información hace visible simultáneamente la posición de cada uno de los expertos sobre el problema.
 Fase 3: discusión de los resultados
 En esta fase ya se puede  “comenzar el debate y/o la explicación del voto: el procedimiento es abierto y cada uno puede, en todo momento, cambiar el color y justificar su cambio de opinión”[5].
 Aplicación 
Este método puede ser aplicado cuando se desea conocer la actitud de un grupo de expertos con respecto a una situación o tema particular. Por ejemplo, la importancia de los problemas de una comunidad.
En la ejecución del ábaco de Regnier participan actores y expertos. La priorización de los factores a analizar se realiza con el grupo de actores sociales. Es necesario destacar las aplicaciones de este método:
·                     Estimar el comportamiento de un grupo de factores.
·                     Determinar la intensidad de un problema en el presente.
La  escala cromática
Las opciones del ábaco para develar opiniones de un grupo en relación a una situación dada se basa en la convención internacional adoptada para  los colores del semáforo, en donde el verde significa pase, el amarillo cuidado y el rojo pare. A estos tres colores se agregan matices intermedios como el verde claro y el rosado entre el verde y el amarillo y entre éste y rojo, respectivamente. [6]
Con estos colores y matices intermedios, a la  que hay que agregar el blanco que indica  “voto en blanco” y el negro que indica “abstención”, se puede estructurar los siguientes códigos: (Gráfico 1[7])
verde oscuro
verde claro
amarillo
rosado
Rojo
Blanco
negro
Respuestas
No Respuestas
1. muy favorable
2. favorable
3. neutro
4. desfavorable
5.muy desfavorable
6. vota en blanco
7. renuencia a participar

Los colores indican la opinión de los participantes de un grupo. En este caso, se quiere medir las posiciones favorables y desfavorables, con las posiciones intermedias, incluyendo el registro de las opciones de no respuestas.
La utilización del ábaco impone la formulación de ítems (preguntas o variables) bajo la forma de proposiciones afirmativas.
Por ello, cuando se plantee la necesidad de determinar la intensidad o gravedad de un conflicto – que es un requerimiento bastante común que suele hacerse a los equipos de Gobierno – se debe invertir los códigos y tratar de  medir la percepción del grupo de expertos en relación a la gravedad de conflicto adecuando la aplicación de la manera siguiente: (Gráfico 2[8])
Rojo
rosado
amarillo
verde claro
verde oscuro
Blanco
negro
1. conflicto muy grave
2. conflicto grave
3. neutro
4. conflicto casi resuelto
5. .conflicto resuelto
6. vota en blanco
7. renuencia a participar
      
En este caso, para mantener la coherencia con convenciones internalizadas, que establecen que la intensidad de un conflicto, problema, peligro etc. se representa con rojo y no con verde, los  colores rojos y rosados incidirán para que los diferentes ítems así calificados, ocupen los primeros lugares y los matices de verdes, los últimos.
También puede emplearse el ábaco como instrumento para organizar las alternativas de solución de conflictos en un proceso de planificación estratégica de acción política, identificando los grados del conflicto, en sus diferentes fases, con los colores rojo, rosado, amarillo, verde claro y, finalmente,  el verde oscuro que supone la resolución total o ideal del mismo.
Además, rápidamente, se pueden identificar las “zonas” de consenso y disenso, en base a lo cual el debate puede centrarse en ítems específicos para tratar de compatibilizar las posiciones. De hecho, se trata de un método bastante abierto dado que los participantes pueden cambiar  en cualquier momento su voto.
No obstante, aunque los participantes sean especialistas esclarecidos, la calidad de sus respuestas está en función directa a la calidad de la formulación de los ítems. Al respecto, el propio Regnier señalaba que “si bien la síntesis coloreada del Abaco acelera la comunicación, esta síntesis no dispensa de invertir el tiempo economizado, en el análisis pormenorizado y minucioso del problema”[9]
Cuestionario 
Al igual que en el Polígono de Valoraciones debe ponerse especial cuidado en definir claramente el tema central y seleccionar cuidadosamente las variables constitutivas o ítems, que se suponen son esenciales y suficientemente explicativas del tema central.  Esto último es particularmente importante porque, normalmente, se maneja un número (entre 8 a 12) limitado de ítems.
A fin de facilitar el juicio de los expertos, estos ítems deben estar precisamente definidos y ser muy concretos, porque la ambigüedad o complejidad de su formulación puede acarrear confusiones en los expertos y sesgar gravemente los resultados.
El cuestionario que deberán llenar los expertos, debe estar diseñado en base a un número limitado de ítems,  utilizando la escala  de códigos representada por los colores del semáforo con sus matices intermedios.
El experto deberá marcar una sola opción en cada ítem, aun en el caso que no quiera o no pueda responder. La opción elegida se puede marcar simplemente con las letras iniciales del color V: verde oscuro; v: verde claro; a: amarillo; r rosado; R: rojo; B: blanco;  N: negro  o con números: 1: verde oscuro; 2: verde claro; 3: amarillo; 4: rosado;  5: rojo;  6: blanco;  7.: negro.
Ejemplo de cuestionario: (Gráfico 3[10])
Tema:
Nombre del Experto:
¿Está  dispuesto a  responder?
  SI
 NO
¿Si está dispuesto, tiene opinión sobre el ítem?
 SI
 NO
Si  tiene una opinión, indique cuál es:
Item
V
v
a
r
R
 B
 N
1
2
3
4
5
6
7
8

Ejemplo de ítem propuesto por el grupo:
  
Tabulación
Para realizar la tabulación del resultado de la votación, se construye un cuadro en donde los ítems, que se identifican con su numeral correspondiente, se disponen en la primera columna. Los participantes, que se identifican con letras, se distribuyen en la primera fila:[11]
 Gráfico 4
Participantes
A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
Item 1
Item 2
Item 3
Item 4
Item 5
Item 6
Item 7
Ítem 8

En la casilla de interrelación  que corresponde a cada ítem y a cada experto, se ubica  el color que corresponde a la votación.
En el ejemplo: (Gráfico 5 [12])
el experto A:muy favorable a 2, y 5 favorable a  4 y 8
neutro a 3 y 6
desfavorable a 7
no tiene opinión sobre 1
el experto B:muy favorable a 2, 4 y 5 favorablea  3 y 8
neutro a 1
desfavorable a 6
muy desfavorable a 7

Luego se solicita que cada experto brinde una explicación o justificación sobre la posición asumida  para cada voto.
VENTAJAS DEL ÁBACO DE REGNIER
La ventaja de este método es que permite efectuar un análisis rápido y didáctico en el tratamiento de un problema, facilita la Intercomunicación, el debate y el intercambio de ideas más que llegar a un consenso.[13]
El método es eficaz, simple y rápido. Permite a los que divergen expresarse (y valorar sus opiniones). Se trata de un excelente útil de comunicación: no es el consenso lo que se busca, sino más bien el intercambio y el debate entre los individuos.
El ábaco puede ser utilizado como técnica de votación en combinación con otras   técnicas, como lo muestra su aplicación pareja con el método Delphi.
Se anula casi en la totalidad la presencia de un líder (quien puede influenciar en el grupo)
Permite la posibilidad de detectar la opinión grupal, así se puede observar la elección de cada participante  y ocultar a su argumento.
Fomenta las ideas u opiniones a través del debate, además los resultados se muestran una vez que se hayan definido y decidido.
Permite a los que divergen expresarse (y valorar sus opiniones). Se trata de una excelente herramienta de comunicación: no es el consenso lo que se busca, sino más bien el intercambio y el debate entre los individuos.
Es fácil de aplicarlo, es sencillo,  eficaz y rápido a diferencia del resto de métodos de expertos.
DESVENTAJAS

Una de las principales desventajas es que se trata de un método no muy conocido y que resta tiempo al tener que dar una explicación sobre lo que significa este método para entender su fin. [14]
Otra de su desventaja es que reside en el hecho de que le resta protagonismo al líder al privilegiar el trabajo intensivo y el aporte de puntos de vista por parte de los integrantes del equipo.[15]
El ábaco de Régnier modifica el funcionamiento habitual de un grupo, de ahí la dificultad de convencer a los que deben decidir para su utilización: el jefe puede encontrarse aislado, ya que el método obliga a todos los miembros del grupo a dar su opinión, a “anunciar su color”. [16]
Bibliografía
Mauricio Cárdenas, “Prospectiva: hipótesis y diseño del Futuro”, Universidad UNIAC, Tesis de maestría, Santiago de Chile, 2008. p. 20.
 Mauricio Cárdenas, Op. Cit. p.20.
Michel Godet, “Prospectiva Estratégica: problemas y métodos”, Instituto Europeo de Prospectiva y Estrategia, Cuadernos de LIPSOR, Paris, 2007, p. 81


3 comentarios:

  1. YO elabore uno que esta en la nube y funciona perfecto. Si requieren mas informacion pueden escribirme a alfredoenriquemorales@gmail.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. cordial saludo, me gustaría ver el que dejo en la nube, gracias

      Eliminar